Entradas

PRESIDENTE DE LA PRIMERA SECCIÓN PARTICIPÓ EN MESA DE TRABAJO PRESIDIDA POR EL INTENDENTE JORGE MARTÍNEZ

Presidente de la Primera Sección de la Junta de Vigilancia participó en mesa de trabajo presidida por el intendente Jorge Martínez.

Como parte del acuerdo colaborativo que el Gobierno Regional realiza con la Embajada de Israel en materia hídrica, este lunes se realizó una mesa de trabajo presidida por el Intendente Regional, Jorge Martínez donde un especialista de la empresa IDE Tech, que es importante impulsora de la tecnología de sanitización en todo el mundo, representados por Gal Zohar y Carlos Foxley, junto al Agregado Comercial de Israel en Chile, Lior Spindel, la Gerente Agregaduría Comercial Israel en Chile, Carla Haschelevici, expusieron sobre proyectos y tecnologías utilizadas en desalinización.

Los presidentes de las Juntas de Vigilancia del Río Aconcagua y Putaendo, presentes en esta instancia pudieron conocer detalles de estas obras que son aplicadas en el ámbito de la agricultura y el consumo humano.

El intendente Jorge Martínez señaló que “durante el día de hoy hemos realizado una mesa de trabajo por el futuro hídrico de la región, las medidas de mediano y largo plazo, con la asesoría de la Embajada de Israel. Quiero agradecer especialmente a la Embajadora de Israel en Chile Marina Rosemberg, que ha prestado una gran colaboración a todos los requerimientos del país, y expertos de empresas dedicadas a la desalinización de agua y tratamiento de agua para suelo agrícola. Esta reunión contó con la participación de los presidentes de las juntas de vigilancia de las cuatro secciones del Río Aconcagua, de los seremis de Agricultura y Obras Públicas y fue organizada en conjunto con los consejeros Manuel Millones, que es el Presidente de la Comisión de Ordenamiento Territorial del CORE e Iván Reyes, que es el Presidente de la Comisión de Recursos Hídricos del Core. Ha sido una reunión muy interesante en la cual hemos visto las alternativas para un desarrollo sustentable en recursos hídricos tanto en materia de consumo humano como agrícola e industrial en la región, no solo mirando este año que sabemos cómo se va a comportar, sino que en el mediano y largo plazo. Hemos aprendido mucho, hemos podido resolver muchas inquietudes y nos genera nuevas condiciones de conversación, de diálogo, sobre esta temática que es fundamental para el futuro de nuestra región”.

Carla Haschelevici, Gerente de la Agregaduría Comercial de Israel en Chile indicó “esta reunión es un espacio más de colaboración entre el Acreedor Comercial de la Embajada de Israel, la embajada y el nuevo agregado comercial y el especialista de la empresa IDE Tech, que son los grandes impulsores de la tecnología de sanitización en todo el mundo, que tienen más de 500 plantas instaladas en todo el mundo y más de 20 en Chile, y vienen aquí a instalar una conversación con las autoridades, la industria y las autoridades locales, pensando en una planificación y la disponibilidad de agua total para la agricultura y la industria, y que hay que hacer este trabajo de soñar con el futuro para que no les falte agua ni a los ciudadanos ni a nuestra agricultura. Así que nosotros como embajada lo que hacemos es crear este vínculo, acercar a las autoridades, a los agricultores, a la industria local, a la tecnología disponible y generar esta conversación que es muy valiosa, muy importante y así ha sido la esencial de Israel”.

Por su parte, el consejero Regional, Manuel Millones señaló “quiero valorar y destacar la importancia de la reunión que hemos sostenido con el Intendente Regional, con el Presidente de la Comisión de Recursos Hídricos, representantes de la Embajada de Israel y expertos extranjeros en plantas desalinizadoras, en el uso de la agricultura y para el consumo humano.

PRIMERA SECCION

Javier Crasemann, presidente de la JV 1° Sección del río Aconcagua indicó que “creo que es tremendamente importante tener una mirada integradora de la cuenca, porque aquí lo más sensible es lo que está en la cola del río, que es lo que llamamos los que estamos aguas arriba, porque está todo el consumo humano, está la mayor demanda de agua potable. Este invierno hubo que hacer un tremendo sacrificio trasladando agua desde la parte alta hacia el embalse Los Aromos, con una pérdida del orden del 90% del agua en el trayecto, porque no hay una obra propiamente tal para eso y apenas llegamos con diez millones de metros cúbicos y eso no garantiza el 100% del consumo para pasar el verano. Con una obra como esta que financiamos entre todos los que nos beneficiamos, haríamos una suerte de stock de agua. Se liberan los recursos y todos nos beneficiaríamos con una obra de este tipo. Y ahora tenemos que ponernos de acuerdo para ver cómo se financia. Obviamente Esval en este caso pondría una parte, los usuarios lo mismo y los agricultores pondríamos otra, porque dejaríamos de tener que aportar para estas emergencias. Entonces todo eso hay que meterlo dentro de una mesa, estudiarlo, analizarlo y ver cómo se financia”.

JUNTAS DE VIGILANCIA Y ESVAL ANUNCIAN PLAN DE OBRAS PARA LA CUENCA DEL ACONCAGUA

  • Entregaron propuesta a Ministerio de Obras Públicas y propusieron una mesa técnica con las autoridades para avanzar en soluciones estructurales a la sequía.
  • Ejes consideran garantizar consumo humano y mejorar eficiencia para la agricultura.

Valparaíso, 15 de junio de 2020.– Las Juntas de Vigilancia de la Primera, Segunda y Tercera sección del Río Aconcagua y Esval, firmaron un inédito acuerdo de trabajo, para consensuar un plan de obras que asegure la sostenibilidad futura de la cuenca, esencial dada la sequía estructural que afecta hace más de una década a la Región de Valparaíso.

En la zona existe un déficit hídrico del 49% respecto a la oferta de la década anterior, lo que hace urgente tomar medidas. Por eso, se entregó al Ministerio de Obras Públicas un plan preliminar de obras y acciones, así como un programa de trabajo que ha sido desarrollado por los asesores de todas las secciones y Esval.

La idea, luego, es avanzar en una mesa técnica en que también participe la Dirección de Obras Hidráulicas y la Dirección General de Aguas.

El plan, se suma a acciones de corto plazo y ya en marcha, como la recarga del embalse Los Aromos, el principal embalse de la región. Sus ejes son: asegurar el abastecimiento del consumo humano; mejorar la seguridad de riego de las zonas agrícolas; elevar el estándar de medición, captación, distribución y conducción de agua superficial; potenciar la eficiencia del uso del agua a nivel intrapredial y desarrollar un manejo integrado de las aguas superficiales y subterráneas.

“Hace años estamos desarrollando un trabajo colaborativo con los regantes de todas las secciones, de hecho, somos parte activa de las tres juntas de vigilancia del río. Este histórico acuerdo busca prepararnos mejor para el mediano y largo plazo, asegurando el agua para nuestras comunidades, armonizando su uso con la agricultura y haciendo un uso más eficiente de un recurso cada vez más escaso. La gestión integrada es la única forma de avanzar hacia el futuro. Confiamos en que podremos seguir trabajando en conjunto con las autoridades en soluciones que nos permitan resguardar el recurso hídrico”, dijo el gerente general de Esval, José Luis Murillo.

El presidente de la Junta de Vigilancia de la I Sección del Aconcagua, Javier Crasemann, destacó que “este plan simboliza el esfuerzo de tantos años por avanzar en soluciones más eficientes frente a la sequía que sufrimos en toda la cuenca. Es una invitación al Estado y a todos a concretar, conjuntamente, esta oportunidad decisiva por la sostenibilidad del Río Aconcagua”.

Por su parte, Mirko Yakasovic, presidente de la II Sección del río, señaló que “se trabajó en una planificación exhaustiva y coordinada de obras y medidas que aporten al uso más eficiente del agua y al resguardo de ésta, en beneficio de las personas y diversas actividades que viven a lo largo de este río”.

En tanto, el presidente de la III Sección, Walter Riegel, manifestó que “el plan de obras busca la sustentabilidad de la cuenca, que se ha visto en riesgo por la escasez, sin embargo, con la ejecución de esta propuesta podemos revertirlo, ya que la planificación adecuada a lo largo de este extenso río, es lo que permitirá un mejor uso de la limitada agua con la que contamos”.

Sequía extrema

La Región de Valparaíso está enfrentando el año más seco del último siglo, lo que ha llevado a Esval a extremar los esfuerzos para mantener la normalidad en el servicio. Hoy, los embalses Peñuelas y Poza Azul, están secos, la acumulación de nieve es mínima y el caudal del Aconcagua está sin flujo de agua a la altura de la planta de producción de agua potable en Concón, desde octubre el año pasado, situación absolutamente inédita. Por ello, las juntas de vigilancia, la sanitaria y las autoridades, están trabajando intensamente para buscar soluciones estructurales.

Las tres secciones del río Aconcagua suman más de 67.000 hectáreas de cultivos y son un eslabón clave para la producción agrícola de la zona central del país, mientras Esval abastece de agua potable a más de un millón y medio de personas en la región.

Una vez más, por el futuro de éste: PRIMERA SECCIÓN EVITA INTERVENCIÓN DEL RÍO ACONCAGUA

Los usuarios de la primera sección están sufriendo con la sequía, piden que no los conviertan en zona de sacrificio, exigiéndoles más y más agua, que ya no hay, ellos voluntariamente, habían establecido una cantidad, basados en la disponibilidad, pero hoy, deberán entregar más y esta medida terminará secándolos a todos. Es por ello que piden que se  analicen las reales causas de la sequía y se tomen medidas estructurales, de fondo, más eficientes que una redistribución que significa “pan para hoy, hambre para mañana”. 

Ante una nueva redistribución de aguas, los representantes de la Junta de Vigilancia de la primera sección del río Aconcagua le señalaron al Director General de Aguas, Oscar Cristi, que ya es hora de que aborden las causas de la sequía y se tomen medidas sustentables, que apoyen al río completo, sobre todo, a los que han aportado por la seguridad hídrica.

  • 5 de diciembre de 2019. Ante la solicitud de intervención del río Aconcagua que hizo la tercera sección de éste, la DGA propuso firmar un nuevo acuerdo que fija en 36 horas semanales el cierre de las compuertas de la primera y segunda sección, para dejar pasar toda el agua, río abajo. De no aceptarse, lo intervendrían. Para no agravar aún más la sequía que todos sufren, la primera sección, que es la más perjudicada con la medida, firmó este nuevo Protocolo de Redistribución de Aguas 2019-2020.Este acuerdo fue firmado por todas las partes: primera, segunda, tercera sección del río Aconcagua y DGA, del Ministerio de Obras Públicas, el que se extiende por la temporada, durante los decretos de escasez, hasta abril 2020.Desde octubre y hasta la fecha, la primera sección, la segunda y Esval venían entregando agua de forma voluntaria, para asegurar el consumo humano de la región de Valparaíso. En ese periodo, la primera, entregaba dentro de un rango de 24 y 36 horas, según la disponibilidad del caudal y la segunda, con 36 horas fijo.  Sin embargo, este acuerdo fue desestimado por la tercera sección, presidida por Walter Riegel, que exigió más agua e intervención.

    Ante lo anterior, la primera firmó, una vez más, pero le pidió, enfáticamente, al director general de aguas, Oscar Cristi, considerar los estudios que se han hecho en la DGA (año 2011), que señalan que no se puede seguir aumentando las superficies de riego. Que el problema de la sequía del río Aconcagua, se ha incrementado, producto del aumento explosivo de éstas, sobre cota de canal, estos últimos 15 años, con plantaciones en cerros, lo que está afectando a sus propios pequeños agricultores y a todo el río. Es decir, hubo una sobre explotación, amparada en un sobre otorgamiento de derechos de agua.

    A diferencia de lo anterior, la primera sección tiene, significativamente, menos de superficie de riego y se declaró agotada hace 34 años, por lo que le pidieron a la DGA evaluar esta medida, que no es sustentable y afecta, enormemente, a quienes han hecho un uso responsable del agua, y, si insisten en ésta, terminarán secando todo el río Aconcagua.